Ansiedad

¿Qué es la ansiedad?

A veces sentirse ansioso es normal, ya que es una respuesta frecuente a una situación estresante, como antes de tomar una decisión importante o antes de un examen. Sin embargo, la ansiedad puede convertirse en un problema médico, conocido como el trastorno de ansiedad, que puede afectar a las personas en cualquier momento, causando temor y preocupación constantes, por razones indefinidas, y que a menudo pueden dificultar la vida normal.

 

Síntomas de la ansiedad

La ansiedad puede afectar a las personas de muchas maneras diferentes, con síntomas tanto físicos como psicológicos. Entre los síntomas psicológicos más comunes causados ​​por la ansiedad están la inquietud, la irritabilidad, la dificultad para concentrarse y la sensación de estar "en las espinas". Las personas que sufren ansiedad a menudo experimentan síntomas físicos, como cansancio, mareos, palpitaciones, tensión muscular y dolor, dolor de cabeza, dificultad para dormir, dolor de estómago, dificultad para respirar o falta de aliento, malestar, ataques de pánico.

 

 

¿Cuáles son las causas de la ansiedad?

A menudo, la causa de la ansiedad está relacionada con eventos conocidos, como una situación estresante, problemas en el trabajo, problemas de relación o problemas familiares. También puede estar relacionado con una fobia conocida, como el miedo a las alturas, que provoca una sensación de ansiedad al acercarse a una repisa. El origen de la ansiedad no siempre está claro cuando se trata del trastorno de ansiedad. A veces no sabes por qué te sientes ansioso o qué desencadena este sentimiento. En tales casos, es difícil encontrar una solución a la ansiedad si no conoce la razón que la desencadena.

 

Pruebas médicas para la ansiedad

Al consultar con un especialista en ansiedad, se hacen una serie de preguntas para comprender cuál es la causa raíz de los síntomas y para distinguirla de otras afecciones como la depresión. Hablar sobre cómo se siente puede ser difícil y el médico hará todo lo posible para ayudar al paciente a sentirse cómodo. También es posible que deba realizarse un examen físico y un análisis de sangre para descartar cualquier otra afección subyacente a los síntomas.

 

Tratamientos para la ansiedad

Una vez que se diagnostica la ansiedad, existen varios métodos que el médico puede usar para tratar la afección. Uno de los tratamientos iniciales que se ofrecen con mayor frecuencia es la terapia cognitivo conductual (CCT), que ayuda a comprender los problemas y las causas subyacentes, lo que permite un mejor control de la afección. El CCT implicará una serie de reuniones con un especialista en el transcurso de unos meses, lo que ayudará a identificar el origen de los sentimientos negativos.

 

Otro método de tratamiento está representado por la atención plena (atención consciente), que tiene como objetivo hacer que el paciente sea más consciente de sus sentimientos; de esta manera, cuando surge el sentimiento de ansiedad, y una vez que comprende lo que es, controlar sus sentimientos puede ser más fácil. También aprenderá maneras de calmarse en situaciones donde las sensaciones de ansiedad comienzan a manifestarse.

 

Finalmente, los medicamentos pueden usarse como método de tratamiento si las otras opciones no han tenido éxito. Hay algunos medicamentos que el médico puede recetar, que pueden aliviar la ansiedad, y el médico siempre decidirá cuál es el mejor camino a seguir.

 

¿Qué especialista lo trata?

El médico encargado del tratamiento de este trastorno es el especialista en Psiquiatría y en Psicología.